Un cabecero juvenil tiene más funciones de las que quizás se distingan a primera vista. Desde evitar un golpe en la cabeza hasta contribuir estéticamente como elemento decorativo al dormitorio.

De hecho existen cabeceros puramente esteticos, pero en el caso de un dormitorio juvenil, vamos a elegir un cabezal acolchado para que nustro adolescente pueda apoyarse en él y de una mayor sensación de calidez a la habitación.

Mejores cabeceros juveniles

Mejor cabecero juvenil cama 90

Entre los distintos cabeceros, recomendamos como primera opción un cabcecero de polipiel o Tela acualine Río, que posee un tapizado de lujo, disponible en una cantidad numerosa de colores, tales como blanco, azul, beige, celeste, chocolate, gris ceniza, negro, plata, rojo, rosa, perla, lila, marrón y muchos otros.

Está fabricado por la marca Dhome, se puede lavar a mano, tiene un suave tejido antimanchas de última generación y marco de madera de alta calidad, cuyo grosor es de 5 centímetros. Su estilo es muy moderno. Está confeccionado para camas 70, 80 y 90, aunque hay variantes para camas de mayor ancho.

Es el más adquirido por los compradores en Amazon. Lo eligen por su relación calidad precio. Además, aseguran que pesa muy poco y queda muy bonito. Imposible no encontrar el color que tienes en mente.

Mejor cabecero juvenil cama 105

Otra opción es el cabecero para cama modelo Square, elaborado por Sueños ZZZ, el cual cuenta con un tapizado en tela aqualine rio bien acolchado, rematado por una resistente estructura de madera de pino, ideal para cabecero juvenil de cama 105. Se puede adquirir en cualquiera de sus 12 colores.

Es bonito y suave. El fabricante está especializado en este producto, por lo que ante cualquier incidencia responderá con la mejor solución posible.

Cabecero juvenil de madera

Pero, Sueños ZZZ no se queda allí y también ofrece el cabecero juvenil de Tablas Horizontales, estilo Vintage. Está confeccionada con madera de pino y su acabado es rústico, modelo nórdico. Este cabecero de madera está disponibles para camas de 90 hasta 150 cms.

Relación calidad precio muy buena, incluso puedes unir dos cabeceros para que te quede con una mayor altura.

¿Cómo se coloca un cabecero en una cama juvenil?

Un cabecero de cama juvenil no es un accesorio más, por el contrario, resulta un elemento esencial que incorpora a la habitación un ambiente de confort y calidez, mediante un estilo particular, correspondiente con el carácter y el gusto de cada cual. De modo que, lo primero que debemos hacer es efectuar la selección del mejor, según nuestros intereses.

Los pasos y requerimiento para colocar el cabecero juvenil son básicamente los mismos, tanto en el caso de los rústicos como en el de los que están cubiertos por tela o polipiel.

Materiales indispensables

Sea cual sea el cabecero que vayamos a instalar, es muy importante tener a la mano el conjunto de herramientas adecuadas. El proceso de instalación requerirá de taladro, una cinta para medir, martillo, lápiz, destornillador, taquetes de plástico y alcayatas.

Proceso de colocación

En este proceso solo existen dos opciones: colocarlo a una altura elevada para apoyar cabeza y espalda mientras se descansa o a una altura baja con un fin marcadamente decorativo. Una vez que se ha decidido procedemos a seguir adelante.

Seguidamente, medimos y marcamos para tener clara noción de las dimensiones del mueble, por ejemplo, las de un cabecero juvenil de cama 105 son de 108 x 115 cm. Es importante dejar señalado dónde se colocarán los tornillos.

Posteriormente, con ayuda del taladro, hacemos los agujeros en los lugares que previamente indicamos y se introducen taquetes de plástico dentro de ellos.

Luego, se colocan las alcayatas con sus respectivos tornillos y finalmente se cuelga el respaldo en la pared.

¿Cómo limpiar el cabecero según su material?

Primero de todo, tenemos que dar por hecho que en un momento o otro tendremos que dar el paso a limpiar el cabecero de la cama de nuestros adolescentes.

Ya no son niños, pero la cantidad de tiempo que pasan en la habitación, hará que tengan más números de ensuciarlo el día menos esperado. Es entonces que tendremos que ponernos manos a la obra y limpiarlo cuanto antes.

Para limpiar el cabecero de la cama de nuestros adolescentes, procederemos diferente dependiendo del material del cual esta compuesto:

  • Polipiel: Usaremos un trapo que no pueda dañar el material, y le aplicaremos o bien, una disolución de agua y amoniaco al 2% o usaremos un jabón neutro que podremos encontrar en cualquier supermercado.
  • Terciopelo: Con un paño suave y húmedo aplique jabón de lavavajillas. Sin frotar vaya dando golpecitos para que se quede tan solo la espuma y déjela secar. Repita el procedimiento hasta que la mancha se marche.
  • Madera barnizada: Usaremos mezcla de aceite diluido en un poco de agua y con un trapo quitaremos la suciedad y le daremos brillo al cabezal.
  • Madera sin barnizar: En este caso no podremos usar aceite ya que lo acabaría absorbiendo. Para limpiarlo usaremos aguarras, que la esparciremos frotando con un trapo.

 

Otros productos

Zapateros juveniles

Zapateros juveniles

Selección de los mejores zapateros juveniles para que tu adolescente siempre tenga su calzado bien ordenado

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad